Los parques infantiles son las puertas del Averno

pexels-photo-296302.jpeg
Todas las fotos del blog son de pexels.com

Hola, soy yo, la rancia del parque. La que no habla con nadie, cuenta los minutos para que se acabe la “sesión” y no sabe muy bien cómo sobrevivir en ese sitio. Los parques infantiles son territorio comanche. Son las puertas del inframundo. Los parques infantiles son el terror.

 

Venga, si no tienes hijos y no sabes por qué quiero salir huyendo antes de llegar, o si lo tienes y lo disfrutas… te paso mi lista de los grandes males del parque infantil, porque la miseria compartida parece menos miserable.

  1. La arena, sí, la arena. Odio la arena. Y la basura que dejan otros. Inspeccionar las “hojas” que recoge Mr Pichoncete y descubrir colillas de cigarro pues… no mola nada.
  2. Las “castas” y los grupitos. En uno de los parques a los que solemos ir hay una madre a quien he llamado “La Reina del Parque”, porque se sienta en un rincón y otras madres revolotean a su alrededor como si fuera la abeja reina. Seguramente la chica tiene carisma y por eso le siguen, pero es que luego se comporta como si el parque fuera suyo y como si su hijo tuviera el título de propiedad del columpio.
  3. La diversidad de edades. Nuestro Pichoncete va a una “escoleta” en la que hay niños desde 9 meses hasta 3 años, así que ha aprendido a gestionar niños de distintas edades, pero no es lo usual. Ves niños mayores que no saben cómo manejar situaciones con niños pequeños, ves niños pequeños subiendo a juegos que no son de su edad. Mr Pichoncete era -por ejemplo- de los que iba corriendo a un columpio en movimiento. ESTRÉS PURO.
  4. Niños maleducados y desconsiderados: hay niños que parece que los educaran en malos modos, en serio… enseña a tu hijo/a pedir las cosas bien, a no abusar de los demás, a convivir. El mundo se va al carajo, ¿podrías enseñarle a tu hijo cómo mínimo a decir “por favor”, “gracias” y “disculpa”?
  5. Cuidadores/as pasotas: asociado con el tema anterior. De hecho me molesta más… porque puedo entender que un niño de 2 años lance un cubo de arena por los aires y chille, lo que NO entiendo ni puedo aceptar es que quien le cuida no se dé por enterado. Ya tengo yo suficiente con cuidar a Mr Pichoncete como para tener que educar hijos ajenos.
  6. Compartir, ese gran tema. Este tema es complicado, porque pienso que está bien enseñarles a compartir, pero más que eso pienso que es preferible trabajar la reciprocidad y el “trata a los demás como quieres que te traten a ti”. Es decir, prefiero decirle a Mr Pichoncete: si quieres usar el juguete de este niño pídelo, espera que te respondan y, si lo usas, ten claro que lo justo es que dejes que también usen tus juguetes. (El problema viene cuando el otro niño/a no es de ese estilo y piensa que tiene derecho a jugar con cualquier cosa… ver punto 4 y punto 5).
  7. Yo. Sí, yo, que soy una rancia. No me gusta socializar con gente porque sí, por obligación. No me gusta la conversación social que no tiene más objetivo que pasar el tiempo. Soy antipática, lo sé, pero es lo que hay. Esto no es culpa de nadie, y ya sé que con el cole me tocará, pero es distinto… al menos hemos escogido la misma escuela y eso significa que algo habrá en común. O no, pero bueno, asumo que las madres y los padres del cole serán parte de nuestras vidas 9 años… ¿pero la peña del parque? Meh.

Por cierto, este post está dedicadísimo a mi querida Amparo. Te acompaño en el sentimiento, hermana, los parques no son de dios.

He encontrado la solución, la comparto aquí (mi favorito es el #6, jajajajaja)

 

 

¿Y a tí, te gustan los parques infantiles, te asustan, te son indiferentes? ¿tienes algún consejo maravilloso para sobrevivir a ellos?

 

Anuncios

Un comentario

  1. Jajajajaja

    ¡ODIO profundamente los parques infantiles! No los arbolitos, el césped, pasear, ver patitos, ocas, cisnes. No, eso no. ODIO la zona niños.
    A ver señores… eduquen a sus hijos en la empatía, que no hagan lo que no les gusta que les hagan. Así, tan simple.

    Gracias amore, te acompaño en el sentimiento y la asocialidad.

    Somos mucha madres, las que no tenemos colmena. 💪🏻

    ¡¡¡¡Buenísimo post, como siempre!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s